El día que Nike pidió disculpas a Minor Threat

Minor Threat Tigersuit Estudio

Fotografía de p.phalsh

La verdad es que esta es una de mis historias preferidas sobre el mundo del diseño. Siempre que alguien habla sobre la delgada línea que separa el homenaje del plagio, me viene a la cabeza el encontronazo que tuvo la banda Minor Threat con la archiconida marca de ropa deportiva Nike.

Empecemos por el principio. Minor Threat fue una banda surgida en Washington DC a principios de la década de los 80. Fueron uno de los grupos pioneros de la música hardcore punk y a pesar de su corta carrera (1980-1983), su música supuso una gran influencia para miles de bandas. Si alguien no los conoce y tiene curiosidad, dejo aquí un link de Spotify.

El caso es que allá por el 2005, Nike decidió promocionar su línea de skateboarding organizando una serie de exhibiciones por la costa este de Estados Unidos. Y para ello, los creativos de la multinacional se “inspiraron” en la portada de uno de los EPs de Minor Threat para diseñar el póster de la campaña (a la que ingeniosamente llamaron Major Threat):

A la izquierda la portada del EP “Minor Threat” y el logo de la banda. A la derecha el póster de Nike.

Evidentemente, ni a la banda y ni a su discográfica (Dischord Records) les hizo demasiada gracia la campaña de Nike. No tardaron en emitir un comunicado de prensa en el que condenaban la actitud de la multinacional y aseguraban estar estudiando tomar acciones legales al respecto. Por su parte, los fans de la banda organizaron un envío de cartas masivo a Nike recriminando su acción.

Al final la compañía rectificó. Supongo que pensaron que su “homenaje” era dificilmente justificable ante un juez. Sea como fuere, Nike acabó pediendo disculpas públicamente mediante un escrito en el que se deshacía en elogios hacia la banda. Por supuesto, también retiró todo rastro de la campaña publicitaria. Ni la banda ni el sello discográfico tomaron finalmente acciones legales.